Deliciosas comidas

1 Comentario

En cualquier viaje visitas ciudades, hablas con gente agradable, y ves paisajes espectaculares; pero hay otra razón que hace que un viaje sea diferente y más interesante que cualquier otro: la comida.

Todo el mundo sabe que en lugares como en el Sureste Asiático tienes la oportunidad de probar comida rara que no encuentras en otros lugares y que, de hecho, puede ser hasta buena.

Aquí tenéis una lista de diferentes platos típicos del Sureste Asiático que probamos o, al menos, vimos. Quizá los hayas visto en Europa u otros países occidentales, aunque no dejarían de ser poco comunes. Os describimos dónde los vimos, pese a que posiblemente los podáis encontrar en otros lugares:

¡Atención, algunas imágenes pueden ser desagradables!

Cucarachas
¿Dónde? Chiang Rai, Tailandia.
¿Las probamos? Sí, Albertico y Miguelito.
Antes
Después de comerlas
¡realmente las probamos!

Huevo fertilizado
¿Dónde? Pollo- Laos (baby chicken); Pato- Camboya y Filipinas (balut); Codorniz- Vietnam
¿Lo probamos? Sí, Albertico (todos); Miguelito y Polo (codorniz)
Baby chicken, Laos
Huevo fertilizado de pato, después de comido
comiendo Baby Chicken en Luang Namtha, Laos:

Khao Lham (Arroz glutinoso en bambú)
¿Dónde? Tailandia y Laos
¿Lo probamos? Sí, ¡nos encantaba!
Un postre delicioso

Polluelos
¿Dónde? Hanoi, Vietnam
¿Los probamos? No.
Siempre estamos tristes cuando los vemos por la calle

Durian (una fruta tropical con un fuerte olor)
¿Dónde? Sureste Asiático.
¿Lo probamos? No directamente, sí en galletas y batidos.
Dos grandes Durians
El olor es tan fuerte que en algunos comercios no dejan entrar con la fruta

Tortugas
¿Dónde? Camboya.
¿Las probamos? No.
Pobres tortugas...

Codorniz(asada)
¿Dónde? Krabi, Tailandia.
¿La probamos? Sí, Albertico.

Serpiente
¿Dónde? Vietnam; Camboya
¿La probamos? No.
Serpientes fritas

Arañas (tarántulas)
¿Dónde? Phonm Penh, Camboya
¿Las probamos? No.
Un gran bol de tarántulas

Rana
¿Dónde? Hong Kong; Malasia
¿La probamos? Sí, Albertico.
¡Parecen asquerosas estas ranas!

Ardilla
¿Dónde? Laos
¿La probamos? No.

Grillos
¿Dónde? Tailandia; Laos; Vietnam; Camboya
¿Los probamos? Sí, Albertico y Miguelito.
Miguelito comiendo grillos
Albertico comiendo grillos
mmmm!

Gusanos
¿Dónde? Tailandia; Laos; Vietnam; Camboya
¿Los probamos? Sí, Albertico y Miguelito.
Insectos
Más insectos
¡de hecho estaban hasta ricos!

Leche fresca de coco (¡venga, que no todo va a ser asqueroso!)
¿Dónde? Tailandia.
¿La probamos? Sí, tan rica!
¡se echa de menos!
Miguelito también probó la leche fresca de coco

Pancakes
¿Dónde? Sureste Asiático
¿Los probamos? Sí, los mejores en Krabi, Tailandia.

Gallo
¿Dónde? Laos
¿Lo probamos? Sí, fue nuestro menú en el Trecking.

Sangre de gallo
¿Dónde? Laos
¿La probamos? Sí, y todavía lo lamentamos.

Sangre de pollo
¿Dónde? Laos; Filipinas.
¿La probamos? Sí, mejor que la anterior.

y el plato estrella, aunque seguramente el más asqueroso!

Perro
¿Dónde? Vietnam.
¿Lo probamos? No, gracias.
La comida más asquerosa que vimos

Podéis complementar esta entrada con la página Comida

Los transportes II (los números)

2 comentarios

En la anterior entrada ya os hablamos acerca de qué nos había pasado en los incontables viajes que hicimos, pero, ¿cuántos viajes hicimos realmente?

Pues sí, los contamos (de hecho fue Albertico el que lo hizo):

3 vuelos cogimos los tres juntos. Deberíamos añadir el vuelo a París, los vuelos de vuelta a casa de Albertico o Polo o el vuelo de Miguelito a Birmania.
11 veces alquilamos una bici con la que pasamos todo el día.
Nuestra bici, en Luang Prabang, Laos
14 viajes en barco, ya sea en mar, ya sea en río.
Polo en el río Nam Ou, Laos
13 buses urbanos, todos en grandes ciudades (obviamente).
transporte público en Bangkok
7 Songthaews, todos ellos en Tailandia.
13 tuk-tuks, aunque no los cogimos en zonas turísticas. De todas formas, seguramente pagamos más de lo que habríamos debido!

Tuk-tuk en Luang Prabang, Laos
16 veces cogimos el metro, incluyendo París, Hong Kong y Singapur.
1 tren, sólamente 1, pero uno famoso, el Tren de la Jungla en Malasia.
11 trenes urbanos, un estilo tranvía o monoraíl. La mayoría en Kuala Lumpur.
5 barcos urbanos. Sí, este tipo de transporte urbano también existe.
25 veces nos subimos a un coche. No condujimos nunca, y de entre las 25 veces, 13 fueron autostop.
7 veces subimos a una moto, descubriendo la belleza de las provincias del Sureste Asiático.

30 veces pillamos un taxi. Ais, ¡tan barato por allí!
14 furgonetas (minibuses), incluyendo la que pinchamos.

Y el plato fuerte, la verdadera experiencia de estos 100 días de viaje:
47 buses, algunos malos, ¡otros incluso peores!
Pasamos taaaantas horas viajando: Alrededor de 220 horas viajando, significando 9 días únicamente en trayecto (las cifras son aproximativas, aunque muy probablemente el número real sea superior).

Eso es muuuucho tiempo.

Esperando en la estación de buses de Ipoh, Malasia

Ooops, ¡casi lo olvidamos! Y un elefante :P Nuestro viaje en elefante, en Chiang Rai, Tailandia

Los transportes I (las anécdotas)

1 Comentario

Aaaaah… los transportes.
Cuántas horas habremos pasado en un vehículo: desde aviones hasta bicicletas, hemos sufrido innumerables anécdotas y experiencias mientras nos trasladábamos de una ciudad a otra.

* hemos ido 4 adultos y 3 mochilas (grandes) en un tuk-tuk sentados como piezas de Tetris (Surin, Tailandia);
* hemos viajado desde Nan hasta Chiang Klang (Tailandia) en un bus pequeño y muy viejo, sentados en el suelo en la parte delantera justo al lado del conductor, de cara a los pasajeros tailandeses, que nos miraban un tanto… extrañados;

* en un songthaew en Shukothai (Tailandia) completamente rodeados de colegialas;
Nuestras compañeras de bus

* vimos paisajes preciosos antes de casi perdernos en mitad de las montañas de la provincia de Nan (Tailandia)

* sí, finalmente nos subimos a un elefante en Chiang Rai (Tailandia) aunque para ser honestos, no es que fuera muy cómodo…

* en su día ya hablamos de cómo es el transporte en Laos…,

Transportando motos en el ebus

y en Vietnam

* nuestra furgoneta pinchó justo en el momento en el que adelantábamos a una niña en bici y todos creímos que la habíamos atropellado (pero no!), cerca de Luang Prabang (Laos);



* al menos 8 personas vomitaron en el bus de Luang Prabang a Phonsavan (Laos) (Albertico no anduvo muy lejos) a causa de los infinitos zig-zags;
* fuimos 3 en la misma moto en Hanoi;
* pasamos por un horrible bus-cama de Hoi An a Pleiku (Vietnam). Las “camas” eran más pequeñas de 170cm, imaginad;
bus cama vietnamita

* pasamos por 4 autobuses hasta llegar a Bangkok desde Camboya;
* ver la tele en los buses de Camboya o Vietnam era una tortura! Vídeos karaoke con horribles canciones locales o películas cuyos doblajes tenían una única y plana voz! Eso sí, daba igual cuál cochambroso era el bus, todos tenían su pantalla de plasma.
* cogimos el tren de la jungla en Malasia.
* en algunos buses de Malasia, los asientos te daban masajes!

¿Dónde está Miguelito?

1 Comentario

Ahora que el viaje ha concluido tenemos tiempo, por fin, de organizar las casi 5.000 fotos y vídeos que hicimos entre todos.

Mientras las organizamos y actualizamos las fotos, páginas y entradas del blog, aquí va un pequeño juego conocido por todos. Simplemente tenéis que cambiar “Wally” por Miguelito, y a buscar!

¿Dónde estará Miguelito?
click para agrandar la foto

100 días de viaje

Deja un comentario

Desde el 30 de octubre de 2010, fecha en la que fuimos a París a juntarnos con Polo, hasta el 10 de febrero de 2011, fecha en la que Albertico volvió a Zaragoza, el primero en abandonar el Sureste Asiático (Polo voló de vuelta a París 4 días más tarde, el 14, y Miguelito sigue viajando), han pasado 100 días.

Desde el momento en el que estuvimos en el aeropuerto de París, nos hemos hecho cada día la Foto del Día, salvo muy pocas excepciones. A veces nuestros grandes amigos aparecían también.

Aquí tenéis el antes (02/11/2010)…
Primera foto del día, aeropuerto Charles de Gaulle, París, Francia

y el después (07/02/2011)…
Última foto del día juntos, Singapur

Y aquí, más morenos y con algunos kilos de menos, ¡la evolución de cómo hemos cambiado!

Disfrutad:

Música: Perpetuum Jazzile
Canción: Prisluhni skoljki

Siendo parte de la gente de Melaka

Deja un comentario

Melaka estará siempre en nuestros corazones por diversos motivos.

Primero, porque allí nos juntamos con gente local extremadamente amable y simpática que hizo que nuestra estancia en la ciudad Patrimonio de la Humanidad fuera una gran aventura.
Nuestros amigos de Melaka

Y segundo, y más importante, porque Melaka es, Melaka FUE, nuestra última parada, la última ciudad / pueblo / monumento / lugar exótico que visitamos. La última estación desde la cual cada uno de nosotros cogió una línea diferente. Albertico iría de vuelta a casa, en Zaragoza, España; Polo iría de vuelta a casa, en París, Francia; y Miguelito continuaría viajando, su próxima parada Birmania (Myanmar).

Existe otro comentario importante que hay que añadir: Melaka fue el primer lugar al que no visitamos todos juntos y sabiendo que ya no nos juntaríamos de nuevo (al menos durante el viaje). Polo se quedó unos días más atrás en Singapur para aprovechar la visita a su amigo.

Así pues, allí fuimos con ganas de encontrar a nuestro nuevo Couchsurfer.
Nuestro Couchsurfer en Melaka no fue otro más, sino que fueron ellos, sería erróneo decir que nos quedamos con sólo uno, sino que nos quedamos con el clan Melaka en su lugar, que hizo que nos sintiéramos realmente parte de sus amigos durante los 3 días que pasamos en la ex colonia portuguesa-holandesa-británica.

Melaka (también conocida como Malaca) es, como GeorgeTown (Malasia), Luang Prabang (Laos), Hué o Hoi An (Vietnam), una de esas ex colonias europeas donde todavía quedan innumerables edificios coloniales, templos y palacios, haciendo que cada paseo sea tranquilo y placentero.
Christ Church, Melaka

Jalan Tokong y Jonker Walk son dos calles paralelas por las que tienes que pasar si vienes aquí. Probablemente estarás tentado a comprar regalos ya que hay infinidad de tiendas. Si quieres comprar algo que merezca la pena, busca las pinturas malayas o el Batik, que consiste en aplicar capas de cera sobre las regiones que no se desean teñir (zonas reservadas), fijándose las anilinas en aquellas zonas no reservadas (al menos así lo explica la wikipedia :P ).

La ciudad está llena de museos aunque dudamos mucho de que todos ellos merezcan la pena. Además, nosotros únicamente visitamos el Memorial de la Proclamación de la Independencia, localizado a los pies de la colina de la Iglesia de Saint Paul, justo enfrente de la Porta do Santiago.
Un bonito lugar algo alejado del centro son las “Típicas casas antiguas malayas”, que están río arriba. Simplemente sigue el río y llegarás sin problemas, fácil. Si vas por la noche irás acompañado de un paseo fluvial hermosamente iluminado.
Melaka por la noche

Melaka tiene algunas cosas que mejorar.
Como la ciudad fue UNESCO desde 2008, algunas cosas fueron construidas rápidamente y mal, como por ejemplo el monorail. Ahora sólo queda el rail en sí que lleva parado casi un año, y apenas estuvo un mes en funcionamiento. Como aquél capítulo de los Simpsons (obviamente, el del monorail).
La ciudad necesita compaginar mejor la vida diaria con el turismo. Hay, y habrá, más y más turismo, y hay, y habrá, más y más tráfico. Prácticamente todas las calles tienen bastante tráfico y atascos de vez en cuando, incluso en el centro.
Algo que haría a la ciudad más interesante y bonita es el paseo marítimo. Actualmente prácticamente olvidado. Es una pena que una ciudad con puerto no se acuerde del mar. Es difícil llegar al punto marino más cercano que además no está bien cuidado. Esperamos que esto cambie, no ya sólo por los turistas, sino por los propios ciudadanos de Melaka.
El mar en Melaka

Mientras paseábamos, vimos a la policía de Melaka (los “Polis”) haciendo un ensaño para un desfile que tendría lugar al día siguiente. Albertico se despertó para ir a verlo (era a las 7.45am) y fue muy divertido. Él era allí el único no ya turista, sino que no era policía, viendo ese desfile mensual, cuando de repente llegó el gran comisario quien se puso a hablar con el Albertico. Mientras hablaban, todo el mundo estaba erguido esperando al gran jefe.

Verás en el perfil de la ciudad de Melaka una torre, Menara Taming Sari, a la que puedes subir y tener una vista de la ciudad mientras la plataforma gira los 360º. Consideramos, eso sí, que la ciudad está hecha para ser vista desde abajo, paseando. Probablemente no veas más que tejados desde la torre.

Tuvimos la suerte de que en la oficina donde una de nuestras amigas malayas trabaja hubiera un show con leones chinos relacionado con el Año Nuevo Chino, durante una mañana (de hecho la última de Albertico). Fue francamente interesante, aunque por momentos no vimos nada ya que los leones visitaron todo el edificio y mientras estaban en las plantas de arriba no veíamos nada.

Por último, los rickshaws, estilo tuk-tuks y triciclos. Alegremente decorados y divertidos porque todos tenían sus altavoces debajo del asiento y podías escucharlos llegar desde bien lejos.

CONSEJOS:
– ¿Quieres comer bien? Ve a “Alex”, está justo enfrente del templo hindú en la calle Jalan Tokong. O pregunta a cualquier local que esté por la zona. Un “laksa” (sopa de pescado y leche de coco) deliciosa, así como el “cendol” (postre).
– Te será muy difícil no comer galletas de piña, las hay por todas partes. Pruébalas, están buenas.
– Los hostales están muy dispersados y repartidos por la ciudad, no hay una zona en particular. Aunque os recomendamos, por su servicio y su gran desayuno, Tang’s House.
– Habla con la gente, en los restaurantes, en las tiendas, en los rickshaws, en los bares… son francamente simpáticos y amables.
– Si quieres acercarte hasta el mar, aunque no haya mucho que hacer por allí, alquila una bici.
– Tienes bus directo desde Melaka hasta el aeropuerto de Kuala Lumpur. Sin tráfico conlleva sólo una hora y media. Pregunta en la estación por los horarios. La compañía es Transnasional (la nacional).

Turismo en Singapur

Deja un comentario

2 ó 3 días deberían ser suficientes para visitar como turista Singapur.
De hecho los mochileros no se quedan más, sobre todo porque es una ciudad cara. A causa de esto, al cruzar la frontera con Malasia, como íbamos con nuestras mochilas y pusimos en el Formulario de Inmigración de Llegada que nos íbamos a quedar 10 días, la policía le preguntó a Polo varias preguntas antes de dejarle entrar en el país. Tuvo que probar que realmente se iba a quedar ése número de días y enseñarles un billete de avión desde Kuala Lumpur que tenía para la semana siguiente.

Nuestro itinerario original tenía Melaka (en Malasia) prevista antes que Singapur, pero al ser el Año Nuevo Chino era muy difícil encontrar alojamiento en la ciudad malaya, aparte de que los precios eran más caros durante esos días. Dos principales motivos nos hicieron, pues, modificar el itinerario: el alojamiento, especialmente sabiendo que en Singapur lo teníamos gratis; el amigo de Polo cogía un vuelo el 1 de febrero, lo que significaba que si queríamos verle antes de que se fuera (y coger las llaves del apartamento, cosa importante!), teníamos que ir antes a Singapur.

Lo primero que teníamos que visitar en Singapur era, lógicamente por las fechas dadas, Chinatown y el Año Nuevo Chino que era la medianoche del 2 de febrero. Así que allí fuimos Polo y Albertico (Miguelito llegaría justamente esa noche). Chinatown es un barrio coqueto, casas coloniales, una mezquita, un templo hindú, y un gran templo chino: Buddha Tooth Relic Temple (entrada gratuita). Precioso por la noche. Este templo tiene varias plantas que puedes visitar y las más interesantes son, al menos para nosotros, la terraza que incluye un pequeño jardín, y el primer nivel desde el que tienes una visión completa del hall.
image

Aparte del templo, Chinatown cuenta con infinidad de tiendas y un mercadillo por las calles.
Nos decepcionó la celebración del Año Nuevo Chino. No había desfiles, ni fiesta en sí, prácticamente se centraba en el mercadillo callejero, un escenario en el que algunos chinos cantaban (no es que fueran las voces más melódicas que digamos) y fuegos artificiales a la medianoche, típicos fuegos artificiales.
La celebración china alberga además otros rituales y festividades más de índole religiosa que no llegamos a ver. Había una feria relacionada en Marina Bay con una zona dedicada a la suerte, es decir, muchos elementos donde rezar y pedir suerte para el venidero año del conejo.

Hay otros dos barrios importantes en la ciudad: Little India y el Barrio Árabe,

Little India no nos emocionó. Huele a curry y a especias. Las calles no son tan acogedoras como la de los otros dos barrios históricos y consideramos que los restaurantes son peores que los restaurantes indios en Malasia. Simplemente comimos en Little India y nos fuimos.
Al lado de Little India tienes un gran centro comercial dedicado a productos electrónicos: Sim Lim Square. Si vas y tomas un vuelo desde el aeropuerto de Singapur, no olvides pedir tu “Tax Refund” (devolución de impuestos), ahorrarás algunos Dólares de Singapur después de la devolución.

El tercer barrio es el árabe, muy bonito y agradable para dar un paseo. Sobre las 6-7 de la tarde hay mucha gente fumando cachimbas (entorno 8-9 euros). Después de nuestra cena en un restaurante marroquí, donde la comida fue exquisita, en una calle peatonal que daba a la Mezquita del Sultán, fuimos a tomarnos una de esas gustosas cachimbas. Parece que sean caras, pero te reponen el carbón continuamente, es una cachimba interminable, haciendo que al final, sea barata, ya que puedes pasar si quieres horas.
Por cierto, el té de menta es delicioso.
image

También hay naturaleza en Singapur, eso sí, no tan salvaje como muchos quisieran. Los Jardines Botánicos son un lugar que bien deberías de visitar en este pequeño país.
Es muy limpio, grande, y bien cuidado. Dentro hay muchas zonas diferentes, como el “jardín de gengibre”, “el jardín nacional de orquídeas” (5 SGD la entrada), y muchos otros. Es sin duda uno de los mejores lugares a los que fuimos en Singapur.

image

Ciertamente Singapur cuenta con muchas otras atracciones como un acuario, un parque de atracciones de la Warner, el Zoo, un Safari nocturno… pero todas estas cosas las puedes encontrar en España también.

CONSEJOS:
– La cerveza y el alcohol son muy caros. Una lata de cerveza cuesta en el supermercado 2 euros y una pinta en un pub más de 8.
– El MRT (metro) funciona muy bien. Si vas a quedarte varios días en la ciudad puede que te interese comprar una Eazy card, cuesta 5 dólares Singapur.
– Pollo con arroz es el plato más famoso de la cocina en Singapur. Aunque muy parecido a cualquier otro.
– Algo apartado del centro está “Holland Village” (pueblo holandés), un buen lugar donde comer y beber. Encontrarás el mejor Laksa de la ciudad.
– La zona de hostales está en Little India. Son caros comparándolos con el resto de países del Sudeste Asiático.
– No hay parada de metro cerca del Jardín Botánico. La más cercana es Orchards que está a 1 km. Hay bus, pero no conocemos cuál.
– La isla de Sentosa, donde están la mayoría de las atracciones, tiene un coste de entrada: 3 SGD. No es un lugar excepcional, pero no deja de ser bonito.
– Si sales de fiesta, cuidado con las chicas que se te aproximen, puede que sean…

Older Entries

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.